materias
 colecciones
 revistas
 autores/as
 destacados
 catálogo
 
 ebooks
Ecología Política
Mientras tanto
Quaderns de la Mediterrània
Libros Libres

 

 

 

 


Mañana en paz

Imagen de  Mañana en paz Transformando nuestro pesar en acciones para la paz

Mañana en paz


Transformando nuestro pesar en acciones para la paz
Peaceful Tomorrows
David Potorti



Antrazyt, 217
Paz y conflictos
ISBN: 9788474267785
Año Publicación: 2005
páginas: 240
PVP: 18 €
Bookmark and Share
“Tengo una enorme admiración por Peaceful Tomorrows; son personas con valentía y convicción.

"Este libro es un poderoso recordatorio de que el ciclo de violencia y venganza es algo que se puede y se debe romper.”  Michael Moore

"El pasado resulta profético al confirmarnos claramente que las guerras son cinceles inadecuados para modelar un mañana en paz".
Dr. Martin Luther King, Jr.

Peaceful Tomorrows es una organización sin afán de lucro constituida por familiares de las víctimas del 11 de septiembre y dedicada a encontrar alternativas a la guerra como respuesta a sus tragedias personales y de su país. Este libro resume el primer año y medio de existencia de Peaceful Tomorrows: cómo fueron conociéndose hasta formar el grupo y cómo han luchado para evitar que la pérdida de sus seres queridos fuese utilizada como justificación para una nueva escalada de violencia y terror. Delegaciones de Peaceful Tomorrows han viajado a Afganistán, Iraq y Madrid para conocer y compartir el dolor de personas que han sufrido pérdidas semejantes.

En palabras de David Potorti: "En los días que siguieron al 11 de septiembre, Estados Unidos tuvo una oportunidad única de transformar las muertes de nuestros familiares en el nacimiento de un nuevo paradigma para el planeta, un acuerdo que reconociese nuestra humanidad común, nuestras necesidades comunes, nuestros objetivos comunes. La mano amistosa que nos ofreciera tanta gente de prácticamente cada nación del planeta continúa extendida. Nosotros continuamos también tendiendo nuestras manos y, al hacerlo, esperamos que nuestra nación haga colectivamente lo mismo."

"Los integrantes de Peaceful Tomorrows han honrado sinceramente la memoria de sus seres queridos al buscar vías para promover la paz, en lugar de impulsar la guerra".
Barbara Lee, miembro del Congreso de EE UU

"Historias que conmueven, historias que inspiran... Nos recuerdan que la violencia no necesariamente tiene que regir nuestras mentes ni nuestras vidas, que una forma diferente de pensar es posible".
Howard Zinn, autor de La otra historia de los Estados Unidos.

"Nadie puede hablar con una voz más potente o con mayor autoridad sobre la necesidad de paz y justicia en nuestra sociedad que los miembros de Peaceful Tomorrows".
Dennis J. Kucinich, miembro del Congreso de EE UU



PEACEFUL TOMORROWS
Familias del 11 de Septiembre por un Mañana en Paz
Organización fundada por familiares de los muertos en el 11 de septiembre 2001 que se han unido para hacer de su dolor acción por la paz.

Nombrada candidata oficial al Premio Nobel por la Paz del 2003



Familias del 11 de Septiembre por un Mañana en Paz

Somos una organización fundada por familiares de los muertos en el 11 de Septiembre que nos hemos juntado para hacer de nuestro dolor acción por la paz. Desarrollando y apoyando opciones y acciones no violentas en búsqueda de justicia, esperamos romper los círculos de violencia que engendran la guerra y el terrorismo. Reconociendo que todos los seres de la tierra afectados por la violencia compartimos una experiencia común, nos empeñamos por crear un mundo más seguro y en paz para todos.

Nuestros objetivos:

· Promover el diálogo sobre alternativas a la guerra educando y generando conciencia pública acerca de la guerra, la paz y de las causas que subyacen al terrorismo.

· Apoyar y brindar amistad a cuantos buscan respuestas no violentas a cualquier forma de terrorismo, tanto individual, como institucional.

· Llamar la atención sobre las amenazas que sufren las libertades cívicas, los derechos humanos y otras libertades en los Estados Unidos por causa de la guerra.

· Reconocer y mostrar nuestra amistad con cuantos están afectados por la violencia y la guerra, recordando las muertes que causan, de civiles en su gran mayoría.

· Alentar un esfuerzo de colaboración multilateral para poner en manos de la justicia, de acuerdo con los principios del derecho internacional, a los responsables de los ataques del 11 de Septiembre del 2001.

· Promover una política exterior de los Estados Unidos que tenga como prioridad los principios reconocidos internacionalmente de los derechos humanos, democracia y autogobierno.

· Reclamar que avance la investigación de los sucesos que dieron lugar a los ataques en el 11 de Septiembre del 2001 que quitaron la vida a nuestros seres queridos, incluyendo análisis exhaustivos de los fallos en la política exterior y en la seguridad nacional.



Nuestro trabajo

Agradecemos el inmenso afecto con que la comunidad mundial ha abrazado a nuestras familias tras la tragedia del 11 de Septiembre. Con nuestro trabajo en Peaceful Tomorrows tratamos de extender ese mismo espíritu de compasión para transformar nuestro mundo y que todas las familias puedan vivir en seguridad en él sin amenazas de violencia de guerra ni de terrorismo. Nuestro empeño por la paz tiene sentido para nosotros porque honra la vidas de los seres queridos que hemos perdido.

Compartimos nuestras experiencias e ideas sobre el 11 de Septiembre y la guerra que le ha seguido contra el terrorismo para abrir un amplio diálogo público sobre cómo responder a las tragedias que costaron la vida de nuestros seres queridos de manera que rompa el círculo de violencia.

Desde nuestra fundación, en febrero del 2002, nuestros miembros han establecido contacto con un sinnúmero de víctimas civiles de la guerra y el terrorismo, incluyendo víctimas de los ciclos de violencia en Israel y Palestina: familiares de las víctimas de la discoteca en Bali y de las bombas en los trenes de Madrid: familiares de los muertos en Oklahoma City: supervivientes de los bombardeos de Guernica en el País Vasco/España y Dresde, Alemania; personas afectadas por el terrorismo en Kenia, Camboya, Chechenia, África del Sur, Irlanda del Norte, Bosnia, Sri Lanka y otros lugares: con las personas que han sufrido injustamente crímenes, deportación o prisión como consecuencia del 11 de Septiembre. Nuestros miembros hablan en público por todo el país y por todo el mundo compartiendo nuestras historias con políticos y con los medios, promoviendo alternativas no violentas a la guerra con la esperanza de contribuir a una cultura global de paz.



Miembros de la delegación de
PEACEFUL TOMORROWS


DAVID POTORTI (Cary, Carolina del Norte) es uno de los miembros fundadores de familias del 11-S por un Mañana en Paz y el codirector del grupo. Es el autor del libro sobre Peaceful Tomorrows. El 11 de septiembre de 2001 perdió a su hermano mayor, Jim, en el World Trade Center, donde trabajaba para la firma Marsh&McLennan como vicepresidente y analista de sistemas. Antes del 11-S, David Potorti trabajó como escritor y productor de campañas de promoción y marketing en televisión, fue periodista free-lance para varios periódicos, entre ellos el Independent Weekly de Durham, Carolina del Norte, y ha trabajado como guionista y presentador para las emisoras públicas locales de radio y televisión UNC-TV y WUNC-FM. Ha representado a Peaceful Tomorrows en charlas y conferencias por todo su país, además de Japón, Corea del Sur, Italia y Canadá.


KAREN SHEA (Pórtland, Oregon) es maestra y miembro de Peaceful Tomorrows. Trabaja con estudiantes en situación de riesgo, madres adolescentes y otros colectivos juveniles en el Miller Education Center de Hillsbord, Oregon. El 11-S, Shea perdió a su tío, Stephen Edward Tighe, y a su cuñado, Timothy O’Brien en el World Trade Center. Tanto Seve como Tim trabajaban para la empresa Cantor-Fitzgerald. Después del 11-S, Karen ha continuado desarrollando tareas a favor de los derechos humanos y la justicia social; también continúa con su trabajo voluntario en Oaxaca, México, para la organización Enlaces Comunitarios, que promueve el desarrollo sostenible y el entendimiento mutuo en el medio del actual proceso de globalización. Ha sido también maestra asesora sobre la primera enmienda para Newsweek y para el Freedom Forum y espera poder continuar con su tarea a favor de la paz y la reconciliación.




MAÑANA EN PAZ
Transformando nuestro pesar en acciones por la paz
David Potorti con Peaceful Tomorrows
Icaria editorial

Extracto del prólogo a Mañana en paz
Juan Gutiérrez
Fundador de Centro de Investigación por la Paz «Guernika Gogoratuz»

Esta traducción al castellano de Mañana en paz puede ser clave en una alianza humana para la paz. Se trata del texto en que David Potorti, su autor, hermano de una víctima en el atentado del 11-S en Nueva York, empieza relatando lo que unas cien personas —de entre las 3.000 que aquella mañana trágica perdieron sus seres queridos— han sufrido y sentido, cómo han asumido ese dolor y esa pérdida acercándose entre sí y —con las palabras del autor— «las muertes de nuestros familiares no se alzan como un legado de odio y miedo, sino... como una oportunidad única de transformarlas en el nacimiento de un nuevo paradigma para el planeta, un acuerdo que reconociese nuestra humanidad común, nuestras necesidades comunes, nuestros objetivos comunes». Eso les llevó a formar con ese nombre «Familias del 11 de Septiembre por un Mañana en Paz» —sacado de una frase de Martin Luther King Jr. un grupo de acción por la paz y de esperanza en la paz. Y en el texto sigue el relato de cómo han emprendido esa acción, la forma que está tomando, las barreras que les cortan el paso, los caminos que están abriendo, los compañeros de ruta y ecos que van encontrando.

(...)

Y en septiembre de 2004 han invitado a crear una «conexión de paz entre quienes comparten un deseo de diálogo, entendimiento y paz y las personas afectadas por terrorismo, violencia y guerra» (www.peacefultomorrows.org). Así se plantea y dibuja ya una gran red humana de paz. En ella pueden engarzarse cuantos comparten ese paradigma y sus nudos, por así decir, los forman sobrevivientes de terrorismo, violencia y guerra.
Son nudos en mucho iguales, pero en algo distintos. Las familias del 11-S, tienen en común con las otras familias con que se hermanan: su trágica perdida, su dolor inmenso e inacabable y su voluntad de paz, en eso son iguales, eso es lo que a fin de cuentas les enhebra.
Lo que sin embargo, les distingue es que ellos son y se entienden a sí mismos como actores públicos desde el puro inicio de su trauma, quiéranlo o no, que se han visto «en una posición especialmente dolorosa. Nuestras pérdidas no eran simples asesinatos, sino acontecimientos internacionales, símbolos, eventos públicos», objeto de todas las atenciones y cuidados —muchas veces torpes y desacertados—, están reconocidos como víctimas inocentes, aunque en peligro de quedar atrapados en una jaula de oro por el poder político dominante de su nación. Sus mensajes públicos cobran enorme fuerza al tener de trasfondo Nueva York, uno de los símbolos más poderosos de nuestro tiempo con sus dos torres, su tercera, la sede de las Naciones Unidas, y su Estatua de la Libertad, pero su preocupación es salvaguardar su intimidad ante tanta exposición pública.
Sin embargo, en los viajes que han hecho repetidas veces a Afganistán y a Iraq «para reunirse y hermanarse con familias que han perdido seres queridos o han sido incluso devastadas por las campañas de bombardeos de los Estados Unidos», se han acercado a víctimas tratadas de forma bien distinta, forzadas a ser invisibles, mantenidas en la oscuridad, desatendidas, vistas como sospechosas, falsas, desechables, en peligro de quedar atrapadas en una jaula de hierro si se atreven no ya a alzar la voz en público, sino a susurrar algo que deje entrever la razón y la sinrazón de sus pérdidas y sus desolaciones.

(...)

Y , una vez más, el acercamiento humano entre ambos empeños por la paz no se hizo sin más en lo público, sino que ha estado precedido y acompañado por un acercamiento en lo íntimo, compartiendo sentimientos de dolor y amistad por la pérdida de seres queridos. Y es que a la tragedia del 11-S ha seguido la del 11-M en Madrid dos años y medio después. En esa misma tarde contacté a Peaceful Tomorrows, que durante tres días se reunió para redactar una carta de condolencia bien sencilla:

Al pueblo de Madrid, a los que han sufrido y sobrevivido a los ataques de estos días y especialmente a las familias y amigos de los muertos por las bombas.
Como familiares también dañados gravemente por terrorismo, sepan que están en nuestras mentes y nuestros corazones. Esta semana otra vez nos han inundado y conmovido profundamente los recuerdos y las emociones que por primera vez sentimos en el 11 de septiembre de 2001.
Sentimos de nuevo el dolor de buscar nuestros seres queridos sólo para terminar sabiendo que se han perdido, que les hemos perdido.
Sus familias son nuestras familias, su sufrimiento nuestro sufrimiento. Puede que en la oscuridad de su desolación se sientan desesperadamente solos, pero les acompañamos compartiendo esa oscuridad y esperando atentos a que amanezca un día nuevo.
Con nuestra simpatía más profunda.
«September 11 Families for Peaceful Tomorrows» (Familias del 11 de Septiembre por un Mañana en paz)

(...)

Esta traducción al castellano de Mañana en paz es, pues, un texto de encuentro que puede ser una clave de una alianza humana para la salvaguarda de la paz entre el mundo de habla inglesa y el mundo de habla castellana.

Juan Gutiérrez
Fundador de Centro de Investigación por la Paz «Guernika Gogoratuz»
juanenruta@adslditelcom.com